El conocido como COVID-19, es una nueva cepa de coronavirus , causada por el virus SARS-CoV-2. Los primeros casos fueron identificados en China a finales del 2019 y se trata de una enfermedad infecciosa que puede llegar a ocasionar la muerte de los contagiados.

El 11 de marzo del 2020, este coronavirus COVID-19, fue declarado como pandemia, por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Cuáles son los síntomas del coronavirus COVID-19?

Los síntomas tienen similitud con los que pueden producir la gripe y el resfriado común, pero es válido establecer algunas diferencias.

Este coronavirus puede ocasionar fiebre elevada, tos seca y cansancio. Digamos que estos son los síntomas más comunes, pero se pueden referir también dolores musculares, molestia a la luz e inapetencia.

La dificultad para respirar es el síntoma más serio de este coronavirus y solo 1 de cada 6 personas contagiadas, lo llegan a desarrollar. Un portador del virus puede ser asintomático.

¿Qué tipo de personas poseen mayor probabilidad de padecer un coronavirus grave?

Fundamentalmente, los grupos humanos de edades avanzadas, son los que se encuentran más vulnerables. La mayor ocurrencia de fallecimientos por este coronavirus, incluye edades superiores a los 60 años.

La hipertensión arterial, la diabetes, las cardiopatías, las enfermedades respiratorias crónicas y los problemas renales, son padecimientos comunes en la tercera edad. Los pacientes contagiados que ya desarrollaban alguna de estas enfermedades subyacentes, tienen el mayor riesgo de agravarse y fallecer.

¿Cuál es el período de incubación del coronavirus COVID-19?

Cuando se habla de período de incubación, hacemos referencia a ese tiempo que transcurre entre el momento en que una persona es infectada y la aparición en ella de los primeros síntomas.

Se considera que este período oscila entre 1 y 14 días, pero algunas fuentes médicas opinan que puede extenderse hasta 24 jornadas.

Lo cierto es que el tiempo de incubación de este coronavirus puede variar en correspondencia con las condiciones existentes. Dígase con la humedad ambiental y con la temperatura ambiente, por citar dos ejemplos.

¿Cómo diagnosticar esta nueva cepa de coronavirus?

Afortunadamente, desde el 12 de enero del 2020, se conoce la secuencia genética del virus. China compartió esta información, cinco días después de haberla identificado.

Tal situación propició la creación de un protocolo para el diagnóstico del coronavirus COVID-19, que es fundamental para distinguirlo de otros virus que provocan sintomatología similar.

¿De qué forma se propaga la COVID-19?

La enfermedad se propaga fundamentalmente de persona a persona.

Cuando una persona contagiada tose o exhala, despide algunas gotas, que al caer sobre la superficie de los objetos que la rodean, deposita en ellos el virus.

Luego, una persona sana toca dichas superficies y puede incorporar a su organismo el virus, al tocarse los ojos, la nariz y/o la boca.

Si la persona contagiada con este coronavirus tose o exhala cerca de una persona sana, y esta inhala las gotas despedidas, también se puede producir el contagio.

La propagación del virus a través de las heces de una persona infectada, no es un rasgo que caracterice a esta enfermedad. No obstante, se ha comprobado en pacientes ya curados que han vuelto a infectarse, que puede ocurrir el contagio por la vía: heces-boca.

Esto quiere decir que se deben extremar las medidas higiénicas que implican el lavado profundo de las manos, para eliminar cualquier resto posible de materia fecal, tras acudir al sanitario.

Por otra parte, las personas contagiadas que no presentan síntomas, también pueden contagiar a personas sanas que se encuentren próximas, si emiten alguna tos, aunque sea leve. El infectado asintomático representa un nivel bastante bajo de contagio.

Cómo evitar el contagio de la COVID-19, consejos y recomendaciones

  • La recomendación más urgente es la de comprender que se trata de una enfermedad que puede contagiar a cualquier persona. Aunque existan grupos humanos con mayor riesgo para padecerla, todos pueden ser infectados por el coronavirus COVID-19.
  • Debido a la manera en que se produce el contagio, las personas infectadas deben ser aisladas, y en cualquier caso, no se debe permanecer a menos de 1.5 metros de ellas.
  • Deben ser asumidas con la mayor disciplina, las medidas destinadas a minimizar y evitar el contagio. En muchos países dónde la situación de contagio es crítica, se ha tomado la decisión de establecer una cuarentena colectiva. Bajo el lema: “Todos en casa”, se puede evitar el contagio.

La medida higiénica principal para evitar el contagio, es el lavado frecuente de las manos con agua y jabón, por al menos 20 segundos

  • También resulta válido el uso de algún desinfectante a base de alcohol para mantenerlas inmaculadas.
  • No se deben tocar la nariz, la boca, ni los ojos con las manos, por más limpias que puedan estar. Puede ser algo difícil de lograr, pero se debe concientizar la importancia de no hacerlo.
  • La limpieza frecuente de las superficies expuestas a la recepción de fluidos provenientes de personas contagiadas, también es muy importante. Este coronavirus es capaz de sobrevivir hasta 14 horas en superficies metálicas y plásticas.
  • Ante la presencia de los síntomas de la enfermedad, se debe acudir a la posta médica más cercana. Si alguien conocido parece enfermo del coronavirus COVID-19 y ha decidido no reportarse, debe ser persuadido para que acuda de inmediato a ser analizado.
  • Las personas enfermas deben respetar el período de cuarentena establecido, para evitar la propagación de este coronavirus.
  • No es correcto auto medicarse, es fundamental que la población asuma solamente las orientaciones de los facultativos con relación a este tipo de coronavirus.

Algunas medidas tomadas en Cuba

  • En Cuba, país dónde afortunadamente la cantidad de casos reportados es pequeña, no se han suspendido las actividades escolares ni laborales, pero se ha indicado evitar en lo posible, las aglomeraciones de personas. Se han limitado por esta causa, algunos eventos que implican multitudes.
  • Se desarrolla una labor de prevención desde las áreas primarias de atención a la salud, para que mediante charlas y visitas a centros escolares y laborales, se logre evitar el contagio.
  • El uso del naso buco se ha orientado para aquellas personas que presenten síntomas sospechosos, en cuyo caso deben acudir de inmediato al médico.
  • En los puntos de entrada al país desde el extranjero, dígase aeropuertos y puertos de toda Cuba, se toman medidas de reconocimiento visual y mediante sensores, relacionadas con los síntomas establecidos para esta enfermedad.
  • Los viajeros sospechosos pasan a cuarentena, para su diagnóstico y tratamiento.
  • Cuba no ha suspendido la entrada de viajeros nacionales ni internacionales, pero ha extremado las medidas para evitar que se pueda propagar el coronavirus, como consecuencia del ingreso de personas infectadas al territorio cubano.

La solidaridad y la disciplina ciudadanas, deben ser primordiales en tiempos difíciles

La realidad que vivimos a inicios del 2020, no escapa a ninguna región del planeta. Cierto es que muchos países han logrado controlar el desarrollo de la enfermedad entre sus habitantes, cerrando las fronteras de manera total.

Pero lo más importante ha sido el control del contagio mediante la cuarentena establecida a los pobladores de las regiones más críticas.

Esta enfermedad comenzó por China, pero tras un arduo trabajo y colosal dedicación, el virus está prácticamente eliminado en esa nación.

Este es el momento de ser tan solidarios y disciplinados como los pobladores de la nación China.

Solidaridad significa que si una persona sospecha que puede ser portadora del coronavirus, acuda al médico para ser tratada y así evitar que se contagie un familiar o un vecino.

Disciplina significa que si un grupo de personas debe ingresar para mantenerse bajo observación por sospecha de coronavirus, ninguna evada esa responsabilidad.

Ser solidario también quiere decir, que no se deben acaparar ni revender, los alimentos y productos de primera necesidad, para que lo poco que tenemos pueda llegar a todos.

Y disciplina también significa, respetar la inmensa labor que realizan nuestros galenos, asimilando con conciencia las medidas de protección que pueden evitar el contagio. 

La necesidad de aislarse

Debido a la vía principal de transmisión, de persona a persona, que tiene este coronavirus COVID-19, es muy importante que la población entienda la necesidad de aislarse y evitar el contacto físico que no sea imprescindible.

El cubano se caracteriza por ser muy sociable y expresivo. Las demostraciones de afecto mediante abrazos y besos son bastante comunes entre la población cubana, incluso sin ser familia.

Es importante recalcar, que la única manera de evitar la propagación de este coronavirus, es mantenerse a una distancia de por lo menos 1.5 metros de las personas infectadas.

El coronavirus no tiene rostro

Puesto que una persona puede ser portadora del virus sin manifestar síntomas, es imposible identificar si ese individuo que se ha sentado al lado suyo en el ómnibus, está infectado.

Si no tiene una necesidad impostergable de salir de la casa, no lo haga

En el momento que se determine la suspensión de actividades laborares y estudiantiles en las poblaciones, estas deben asumir que no se trata de vacaciones en la playa ni de socializar.

Las medidas implicarán el aislamiento en los hogares y habrá que pensar en cómo invertir el tiempo de manera positiva, para no agobiarse mucho ante la imposibilidad de salir.

Si debe hacer alguna fila para adquirir productos de primera necesidad que tienen más demanda que oferta, mantenga cierta distancia de los coterraneos que comparten un mismo espacio, durante la espera.

Solo el orden social y el desempeño excepcional del personal de salud que enfrenta esta pandemia, harán posible su exterminación.

SI CADA PERSONA EN EL MUNDO SE CUIDA, NOS ESTAMOS CUIDANDO TODOS

puoi leggere anche l’articolo in italiano donne cubane

Escrito por: Jade

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here